domingo, 6 de noviembre de 2011

Coeligena prunellei (Inca negro)

Coeligena prunellei es una especie endémica de las laderas occidentales de la  cordillera Oriental de Colombia desde el suroriente de Santander y Occidente de Boyacá hasta el occidente de Cundinamarca. 

De longitud logra unos 13 cm, de los cuales el pico toma unos 3 cm.


El Colibrí Negro Morado (Coeligena prunellei) en Las Aves de El Zoológico Electrónico.


Alimentación: Se alimenta recorriendo rutas lineares en el bosque (aunque se han observado ocasionalmente recorriendo territorios) y favorece especies de plantas con flores pendulares con corolas tubulares largas, especialmente de lianas y trepadoras . Además visita  helechos arborescentes  y flores en los niveles intermedios en el interior de bosques o en sotobosques de bordes de bosque . También visita flore de los géneros  Fucsia, 
Bomarea y Aetanthus, en borde de bosque y bosque secundario .

El Coeligena prunellei es un colibrí esencialmente polinizador, muy eficaz, pues en el día visita cerca de 2300 flores para satisfacer sus necesidades energéticas, muy elevadas por su gran actividad y sus altas tasas metabólicas y que obtiene del azúcar del néctar de las flores que en algunas alcanza una concentración hasta del 25%. En las flores encuentra también pequeños insectos que suplen sus necesidades proteínicas.



Príncipe de Arcabuco Coeligena prunellei



Reproducción: Por el estado reproductivo y condiciones del plumaje se considera su periodo reproductivo entre junio y octubre. 



Distribución : Habita en bosques andinos húmedos entre alturas de los 1000 a 2840 msnm. asociado a robledales de Quercus humboldtii y Colombobalanus excelsa  sin embargo se le ha 
visto alimentándose de jardines de poblaciones vecinas.



Estado de conservación:  Aunque la especie  es común en áreas de bosques extensas y continuas  cada vez se encuentra mas amenazada por  la acelerada reducción de los bosques húmedos del Magdalena medio y la cuenca del rió Sogamoso, por actividades de ampliación de la frontera agrícola, la extracción intensiva de madera, la urbanización, la introducción de cultivos ilícitos y todos los conflictos sociopolíticos que estos generan. Desafortunadamente las ultimas poblaciones de  Coeligena prunellei están quedando rodeadas de pastizales, cultivos, haciendas y finalmente aislada, se ignora si este colibrí podría mantener una población viable fuera de su hábitat natural, aunque puede sobrevivir en remanentes de bosques a lo largo de ríos y en laderas muy pendientes como en la zona de Boyacá y la laguna de Pedropalo. 

El Libro Rojo de Aves de Colombia y Birdlife International consideran a este colibrí en peligro de extinción, como consecuencia de la tala y la quema de nuestros bosques, lo cual ha disminuido sus hábitats. Esperamos que en el futuro salga de su calificación "EN PELIGRO DE EXTINCION CATEGORIA EN" a otra categoría, por la conciencia conservacionista como la que lideramos desde Rogitama y que también se aprecia en otras Areas Protegidas.







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada