domingo, 20 de noviembre de 2011

COCODRILO AMERICANO


Nombre científico: Crocodylus acutus (Cuvier, 1807)
Familia Crocodylidae
Reino animalia

Descripción general y características
El cocodrilo americano es la especie más grande de las cuatro existentes en el continente americano, pudiendo alcanzar los machos longitudes de 4 metros, y pesar 182 kg. Las hembras pueden medir hasta 3 metros y pesar 73 kg. En América del Sur la media es mayor, encontrándose machos de hasta 6 m; una vez se encontró un cráneo de 72,6 cm. que se estima que pertenecería a un cocodrilo de unos 6,6 metros.
Pueden vivir de 50 a 60 años.


Distribución geográfica
Habita en México, Colombia, Costa Rica, Cuba, República Dominicana, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Haití, Honduras, Jamaica, Nicaragua, Panamá, Perú, Estados Unidos (restringido al sur de Florida), Venezuela y Belice.
Se estima que tiene una población de 500 a 1200 ejemplares en el Sur de Florida y de 1000 a 2000 en México, América central y Sudamérica.

Hábitat
Se le puede encontrar en aguas dulces, ligeramente salobres y saladas. Se encuentran comúnmente en hábitats costeros, pantanos y manglares. Estas áreas se caracterizan por ser profundas, tener una acción del oleaje baja y su salinidad es intermedia.
 La alimentación es muy amplia, desde los insectos de los que se alimentan los más pequeños, a aves, mamíferos, peces, tortugas, ranas, cangrejos, caracoles y ocasionalmente carroña. Este cocodrilo es mucho más agresivo que el Aligátor Americano, ya que incluso los más pequeños tienden a atacar en vez de huir. Aún así esta especie no incluye en su alimentación a seres humanos, aunque se han registrado ataques.


Reproducción
La fecundación es interna. La reproducción es ovípara, los huevos siendo depositados en un nido que puede ser un hueco en la tierra o una acumulación de fango y materia vegetal sobre la tierra. Dependiendo de la especie y el tamaño de la madre, una nidada usual puede ser 5 a 90 huevos

Medidas de conservación
La creación de hábitats artificiales, especialmente en los sitios donde nidifica cerca de sus áreas naturales, han sido esenciales para la recuperación a largo plazo de las poblaciones de cocodrilos.
La investigación sobre las estadísticas de la población y el comportamiento han demostrado ser extremadamente útiles para la recuperación en los Estados Unidos, y se espera que así sea en las poblaciones de más al sur.
El cocodrilo americano está totalmente protegido en la mayoría de su rango de distribución, pero los esfuerzos de protección son insuficientes, ya que se sabe que algunos cazadores legales de caimanes son también cazadores ilegales de cocodrilos.
Los programas de gestión existen en ocho países, aunque muchas veces no se llevan a cabo.
Las granjas de cocodrilos podrían proporcionar ejemplares para reintroducirlos en su hábitat; por ejemplo, en Venezuela hay mucho hábitat adecuado y se beneficiaría de esta medida.
El cocodrilo americano a pesar de su fiero aspecto es una especie que está catalogada como vulnerable (1996). Aun así dentro de la mala situación que tiene actualmente el cocodrilo podemos decir que sus poblaciones han mejorado ya que desde 1982 la UICN lo tenía catalogado como en peligro de extinción, y ahora se encuentra en una categoría de riesgo menor.
 
http://www.barrameda.com.ar/animales/cocodrilo-americano.htm

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada